sábado, 11 de octubre de 2014

Asombro Mundial acerca del Huáscar

Cuando Theodore Roosevelt, ex-Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica (1901-1909), visitó a la Armada Chilena en Noviembre de 1913, estando a bordo del Crucero O’Higgins y ante el almirantazgo chileno dijo: "Necesito hacer una peregrinación para visitar el monitor "Huáscar", el más famoso y recordado blindado que haya existido y en el cual se ejecutaron los actos de heroísmo mayores que jamás se han hecho en otro blindado de cualquier nación del mundo".


huascar 2

La prensa inglesa decía por aquellos días de 1879 en "The Standard" del 28 de Agosto "Es posible que algunos de los hechos atribuidos al "Huáscar" sean exagerados, pero es evidente que el Capitán Grau es un marino muy bravo y muy hábil. Su atrevimiento en atacar fuerzas superiores y viveza para pasar, por decirlo así, entre los dedos del enemigo, son muy excepcionales, y luego cuando se escriba la historia de la guerra, se verá que los hechos verificados por el "Huáscar" serán lecciones de mucho valor".

"Le Matin" de París se ocupó cuando la pérdida del "Huáscar" de este modo:"El "Huáscar" representa en la historia naval del Perú un caso único, por su gesto gallardo y heroico. Estuvo comandado por el Almirante Grau que dejó con su muerte un futuro igual al que dejó el Almirante Nelson en la batalla de Trafalgar".

Luego del combate de Angamos, otros dos diarios extranjeros publicaron las siguientes noticias con fecha 10 de octubre de 1879: El Times de Londres:"El Huáscar es un barco histórico, que figura en todos los combates navales en el curso de la guerra; ha bombardeado las poblaciones de los chilenos (solamente aquellas fortificadas) , perseguido y capturado sus buques transportes y ha sido por varios meses el terror de la costa chilena. Al mando de un hábil y valiente oficial y tripulado por hombres excelentes, el Huáscar ha sido siempre un formidable adversario".

El Heraldo de Nueva York : "No se necesita haber estado del lado del Perú en la desgraciada guerra de Sudamérica, para lamentar que el gallardo Huáscar haya sido capturado por los chilenos. Algo que parecía buena suerte, pero que probablemente no era sino competencia en su manejo, ha colocado repentinamente a este buque entre los más famosos que han surcado aguas americanas. Ninguna empresa era demasiado grande ni demasiado pequeña para él. Que mantenga su antigua reputación ahora que se halla en otras manos es muy dudoso, porque comandantes tan hábiles como Grau no hay muchos".

El 14 de octubre, el representante del gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica en el Perú, Isaac Christiancy, emitió al Secretario de Estado de su país un informe sobre el combate de Angamos en los siguientes términos: "Esta pequeña nave bajo la inteligente dirección del almirante Grau tuvo por cerca de cinco meses no solamente estorbada sino completamente paralizada a toda la flota chilena, incluyendo dos enormes acorazados, y mantuvo abierta la comunicación por mar para los transportes peruanos desde el norte del Perú hacia Arica... La desaparición de ese buque cambia por completo el aspecto de la guerra y da a los chilenos el control del mar... El gobierno peruano esta haciendo máximos esfuerzos para compensar la pérdida del Huáscar y procura adquirir otras eficientes naves, pero será difícil encontrar al hombre que ocupe el puesto de Grau, hombres tales no son a menudo hallados en ninguna parte...". Tanto lo escrito por El Heraldo de Nueva York como lo escrito por el representante del gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica en el Perú, Isaac Christiancy, tenían el carácter de premonitorio porque en el terreno de los hechos el "Huáscar" en manos chilenas jamás repetiría sus momentos de honor y gloria.

Respecto a las correrías del "Huáscar" el historiador Chileno Benjamín Vicuña Mackena escribe el siguiente testimonio: "Las frecuentes, atrevidas y sobre todo impunes excursiones del "Huáscar" en las costas de Chile comenzaban a producir en el ánimo del país un sentimiento de rubor parecido al de la estupefacción, y en el cerebro de sus mandatarios una emoción semejante al vértigo. Era imposible someterse por más largo tiempo a aquella perenne vergüenza y soportar que un buque mal marinero y tres veces menos guerrero que cualquiera de nuestros blindados, viniese a manera de capricho o de mofa a retarnos en nuestros propios puertos".

Jacinto López, Historiador venezolano, escribió acerca del "Huáscar":"Mientras este solo buque peruano, el "Huáscar" subsistiese; mientras el "Huáscar" estuviera en el mar, mientras Grau estuviera en el "Huáscar", Chile no desembarcaría un solo soldado en territorio peruano y las hordas de la conquista se pudrirían en Valparaíso y Antofagasta en la larga espera del desenlace de la guerra del "Huáscar" contra toda la escuadra chilena. Este es un hecho sin precedente en la historia de las guerras navales del mundo entero, el "Huáscar" prestó servicios incomparables. El solo hizo la guerra naval. El solo protegió al Perú contra la invasión. El solo hizo la obra de una escuadra. Este es el interés y la lección de esta historia. Esta es una epopeya como la de la independencia. Este es el pedestal de Grau y la gloria del Perú. Este es el milagro de la guerra naval en la guerra del pacífico". Nueva York, Diciembre 1930. "Historia de la guerra del guano y el salitre".
ORGULLO TOTAL




Nuestro Perú




No somos prolongación del Imperio Inca y es torpe e irreal que nos juzguemos desposeídos de sus logros. Aquéllos no éramos nosotros, aunque algo llevamos de ellos. E igualmente ocioso es suspirar por la grandeza del Virreinato y de España; Perú fue entonces el primer centro político, económico y cultural de América, pero principalmente por obras de españoles, y aquéllos tampoco éramos nosotros, aunque algo llevamos de ellos.

Con el nombre de Perú no podemos designar al Imperio Inca que sucumbió con el gran Tahuantinsuyo, ni a la Nueva Castilla que desapareció con la Independencia. Perú es el resultante de esas dos fuerzas y su evolución hacia la plenitud se realiza a medida que sus hijos adquieren conciencia de su nueva nacionalidad. Una nueva nacionalidad consciente y sincretizada, mestiza y poderosa.

Propaganda peruana al pueblo ecuatoriano





Octavillas lanzadas sobre Guayaquil por el Cuerpo Aeronáutico del Perú durante la guerra peruano-ecuatoriana de 1941. Al cumplirse los objetivos del general Ureta, las tropas de infantería y los blindados ocuparon la provincia de El Oro y esperaron órdenes.

La noticia de la ocupación peruana de territorio ecuatoriano provocó alarma entre los guayaquileños, cercanos al frente de batalla, ante los bombardeos sobre poblaciones civiles y militares. No se efectúo ningún ataque y tampoco una invasión a gran escala a pesar de la superioridad militar peruana y la negativa de rendición del enemigo.

Fuente: heroesdel41.blogspot.com

Gran Mariscal del Perú Eloy Ureta Montehermoso



Eloy Ureta Montehermoso, último Gran Mariscal del Perú, general victorioso de la Guerra Peruano-Ecuatoriana, dirigiendo las tropas del "Agrupamiento Norte". 

Tras la victoria contra Ecuador, se retiró del Ejército y postuló a la presidencia en las elecciones de 1945 por la Unión Revolucionaria. Derrotado por Bustamante y Rivero, se le dio el grado de "Gran Mariscal" por su brillante actuación en la guerra del 41.

Luego del golpe del general Manuel A. Odría, fue designado en 1949 embajador en España, país en el que viviría hasta su muerte en 1965. Actualmente, sus restos descansan en el Presbítero Maestro.

El Ejército del Perú y el casco Adrian

Casco Adrian, de origen francés. El Ejército peruano, de larga tradición militar francesa, usaba este mismo casco pero con una ligera modificación. En vez del emblema galo, se usaba un Sol Radiante, símbolo del Perú y su glorioso antepasado imperial incaico.


Unidades Históricas del Ejército del Perú


Desfile militar tradicional del 29 de julio. Como parte de las "Unidades Históricas", desfiló un destacamento de soldados peruanos vestidos con el uniforme de tropa y oficial de la Guerra Peruano-Ecuatoriana.

Se puede apreciar el casco Adrian con el Sol del Perú.





Hundimiento de La Covadonga


El 13 de setiembre de 1880, fuerzas peruanas, encabezados por el teniente segundo Decio Oyague, hunden la goleta Covadonga, símbolo de las fuerzas chilenas, durante la Guerra del Pacífico, en las costas de Chancay. Se usó un bote "cazabobos", que a los ojos del invasor estaba repleto de víveres, pero escondía una fuerte carga de explosivos. En el ataque murió el comandante del buque chileno y 31 tripulantes.

La venganza de la "Independencia" había sido consumada.

Fotografía: Estampa postal peruana en recuerdo a la hazaña contra el invasor.


Personajes : Francisco Pizarro


A Pizarro le han juzgado sus enemigos de analfabeto y genocida. Los historiadores indigenistas del siglo XX lo convirtieron en símbolo del ultraje "invasor" de los españoles y el verdugo del Imperio Inca y sus nobles. 

Pero Pizarro no conquistó el Perú, fue su fundador. El Tahuantinsuyo pereció bajo la espada de hierro de los aventureros europeos y la conspiración de las tribus ocupadas por los incas. 

El Perú es la síntesis del choque entre imperios y conquistadores. Los pueblos originarios no eran peruanos, por supuesto tampoco lo eran los llegados de Europa. El peruano nació de ese encuentro sellado por la guerra, por el mestizaje.

Negar al conquistador Pizarro es como negar al Inca Pachacutec. Ninguno de los dos fue peruano, pero de sus descendientes y sus lazos provenimos nosotros, y es tan grande el León ibérico como el Puma andino.







Lanceros de Torata

Unidad Histórica "Lanceros de Torata", desfilando en la reciente Parada Militar. A diferencia de las demás unidades del Ejército dónde se observa la tradición militar francesa en sus uniformes, en esta tenemos una clara influencia prusiana.




Por un Perú Imperial




Bajo la bandera de aspas carmesí y el sol radiante sobre los andes escarpados y el vasto océano, el Perú reivindica su tradición imperial inca e hispana.